• Subcribe to Our RSS Feed

Autoestima

La autoestima es la valoración que hacemos de nosotros mismos. El ser humano se percibe a nivel sensorial; piensa sobre sí mismo y sobre sus comportamientos; se evalúa y los evalúa; siente, en consecuencia, emociones relacionadas consigo mismo. Todo ello evoca tendencias de actuación acordes con sus percepciones pensamientos, evaluaciones y sentimientos. Puede ocurrir, por ejemplo, que una persona se vea con unos kilos de más, y piense de sí misma que es fea y poco atractiva, y que su aspecto «no da la talla» para ser apreciada por los demás; lo cual puede provocar sentimientos de vergüenza y una tendencia a evitar la compañía de otras personas. Esta actitud formaría parte de su autoestima, negativa en este caso. Todo ser humano tiene unas actitudes, positivas o negativas, hacia sí mismo. Nadie puede dejar de pensar sobre sí mismo ni de evaluarse. Todos, pues, desarrollamos una autoestima suficiente o deficiente, positiva o negativa, aunque no seamos conscientes de ello. Ocurre que es necesario un entorno facilitador de la toma de conciencia y el desarrollo de esas potencialidades.