• Subcribe to Our RSS Feed

Dispaurenia

Se trata de dolor durante la penetración. La causa puede ser fisiológica o psicológica. A menudo las causas son psicológicas, y están relacionadas con la ansiedad, por lo que se recomienda un tratamiento sexológico, una vez descartada causa orgánica. Se ha de tener en cuenta, que a veces veces tras un examen médico de los genitales no se encuentra un motivo orgánico. En dicho caso son varios los agentes que pueden influir:

* La falta de lubricación, debido a la ansiedad, ya se deba ésta a la actitud de la mujer hacia la sexualidad, a algún miedo o tabú, a inseguridad con la pareja o simplemente por motivos relacionados con la edad, pueden hacer que el coito sea doloroso.
* Infección vaginal, la vagina goza de un PH ácido que la protege de cualquier posible agente infeccioso. No obstante no es difícil que se de en alguna ocasión una alteración de dicho PH. Una de las causas de infección deriva de que durante la menstruación, la misma hemorragia, sobre todo cuando se utiliza tampón, puede alterar la acidez de este PH. Otras fuentes de infección vaginal suelen darse al realizar una penetración vaginal después de que se haya dado una penetración anal. De ser así,las bacterias del colon o el recto infectarán la vagina. Se dan también infecciones por protozoos (tricomonal) y por hongos (monilial). Las primeras se caracterizan por la secreción de un flujo de tono cremoso o sanguinolento, dolor y sensación de quemazón. Las infecciones monilianas provocan hinchazón y lagrimeo de los tejidos blandos, además de sensación de quemazón y picor intensos. Un correcto tratamiento de la infección permite mantener relaciones sexuales con penetración sin sensación de dolor.
* Reacción alérgica al látex o sustancias químicas anticonceptivas (espermicidas): cuando existe irritación y quemazón durante la penetración, y se ha descartado una infección, muy probablemente nos encontremos ante una reacción de tipo alérgico.