• Subcribe to Our RSS Feed

Eyaculación precoz

Son muchas y variadas las definiciones que se dan a la eyaculación precoz. Lo que sí está claro, y es común en todas ellas, es que hace referencia a una eyaculación percibida por ambos miembros de la pareja, como precipitada o dada antes de lo deseado. Algunos autores estiman un tiempo de 30 segundos desde la penetración hasta la eyaculación, otros hablan de un minuto. Teniendo en cuenta que este tiempo puede ser suficiente para que una mujer, si bien antes ha sido estimulada, llegue al orgasmo, vemos que el tiempo puede ser una variable relativa en función de la pareja. Por ello, para entendernos, decimos que cuando durante la penetración no hay un control para retardar la eyaculación el tiempo suficiente como para que ambos miembros de la pareja se sientan satisfechos, consideramos que se trata de eyaculación precoz. Puede ocurrir que pese a la capacidad para controlar la eyaculación, la pareja tarde mucho tiempo o no alcance el orgasmo, estaremos hablando entonces de una alteración orgásmica de la pareja. Durante el tratamiento sexológico, se aprende a controlar la eyaculación y a disminuir la ansiedad durante las relaciones sexuales.